sábado, 24 de septiembre de 2016

A LA ATENCIÓN DEL SEÑOR SANCHEZ (CANDIDATO)

Y usted… ¿Quién es?                             Bdjz 24 09 2016

¿Pero quién diablos es usted, para ir contra los deseos de la mayoría de los españoles? Españoles que no le han votado ni a usted ni al “tiende manos” y los que lo han hecho, no le han dado su voto, para que ahora ande mercadeando con ellos.
Sus votantes lo son porque han votado única y exclusivamente la opción, que usted y su partido le ofrecía. No creo, que cuando depositaron su papeleta, se les pasara por la cabeza, que su partido haría  coalición con otros que había, que con antelación tenían que ser abatidos.
Este subterfugio, un tanto “barriobajero” de puñalada en la espalda tras una esquina, tiene que ser lo primero que se prohíba, de cara a las inevitables elecciones de Navidad.
Las coaliciones únicamente tendrían que autorizarse cuando  se efectúen previamente a los comicios. Así los electores, sabrán con certeza y antelación suficiente que se les está ofreciendo, y que es lo que quieren votar, con la seguridad de que luego no se sentirán timados y ninguneados. Lo que ocurra en los comicios será únicamente lo que los electores deseen, por mayoría, por poca diferencia que haya. Así ha de ser el juego de la Democracia. Solo los votantes deciden, en el momento de las urnas y no después, cuando los perdedores intentan sumar sus minorías a fin de gobernar como sea, dejando ver, con un descaro absoluto lo que les importa el electorado, incluidos los suyos, que en el momento que depositaron la papeleta, dejaron de ser personas con nombres y apellidos, pasando a ser solamente un guarismo que sumar,  con el que trapichear.
Esta que aquí he expuesto, puede ser una formula para evitar unas “cuartas votaciones” y el dispendio que supondrían, todo acosta de los “contribuyentes”, esa es otra.
Aquí votes a quién votes, da igual, tienes que contribuir a las campañas de todos, te guste o no. En caso de no haber fondos en las partidas de “Cachondeos varios”, tiraran una vez más, de los “sacros fondos de pensiones”, ¡Jamás! Serán tocados, los dineros de sus señorías, sueldos, dietas, kilometrajes…
Ya es hora que acabemos con estas practicas y el que quiera ser político que se pague su campaña. También con donaciones de empresas privadas, ¿Por qué no? la honradez se supone, pese que en este nuestro país se dude y no se suponga absolutamente nada. “Ver para creer”.
Señor mío, no continúe con ese deseo mal sano, de querer ser presidente de ese país, esta causando daños que pueden ser irreparables. “Las minorías cojoneras”, que llevaban años sin emitir sus zumbidos, comienzan a volar y a subirse a las barbas de un gobierno en “infusiones”, de tila mayormente, a causa de los innumerables problemas que día tras día aparecen.
Cierto, sí señor, la mayoría ciertos y claros, que no voy a buscar disculpas, todo lo contrarío. Pero con eso, la mayoría les ha votado. Usted, ustedes están en contra del pueblo, lo cual es una vergüenza.
Ha tenido sus momentos estelares, ha enseñado al pueblo que quien elije el gobierno, son sus señorías a la postre, que se pregunten si esto no será una “Dictadura democrática” o como aquello de los sindicatos verticales y “los tercios”.
Ya es usted el candidato de su partido, que menos votos ha obtenido, no una a este título, el del ex miembro de su grupo político, al que ya está disgregando.
Déjese de guerras y prepárese para otras contiendas, a veces más importantes, desde la oposición. Ganará más dígitos, más experiencia y vericuetos secretos  en esto de gobernar, que con esta cruzada esperpéntica en la que se ha metido.



Espero que esta jornada de reflexión, para vacos y gallegos, también lo haya sido para usted.