sábado, 7 de marzo de 2015

Y… LA LUNA DE HOY

Hoy, esta, mañana también se juntaron en el cielo, la Luna y el Sol. Poca es la gente, que se percata de algo así en un día como el de hoy, sábado. Menos cuando, el olor de la cola para empapelar inunda todas las calles de Andalucía y Extremadura se luce en un video de la mano del Partido Popular, que olvida aquello de lo odiosas que son las comparaciones, más cuando por esas tierras del sur, nadie puede votar al señor Monago otros cuatro años de mandato.
Estas cosas ocurren, por la mala elección de los encargados de la cuestión publicitaria, para la campaña electoral que se nos echa encima, con el descaro habitual y la toma de los barrios por carteles con caras sonrientes y frases grandilocuentes, que son machaconamente repetidas a todo Decibelio por los altavoces, que a tal fin –dar la tabarra–, montan en los techos de vehículos, tan empapelados como las paredes.
Pospondré mi viaje a Sevilla, hasta que transcurra esta verbena de eslóganes, descalificaciones y mítines.
Esto de los mítines es algo, que de un tiempo a esta parte no acabo de entender su utilidad, a no ser  la de "regalarse el oído", ya que los que suelen acudir a estos eventos o son afiliados o simpatizantes, en resumen, votantes de los que intervienen en el acto. Con el dinero que cuestan esas celebraciones y como está el panorama.
Supongo, que más publicidad daría, en vez de un mitin, hacer una sardinada o comprarle un kilo de sardinas a esos cientos de miles que las están pasando "putas".

La publicidad es una actividad muy difícil, que muy bien puede ser arte, y un zapatero no suele entender del asunto.

Ahora viendo como el Sol hace desaparecer a la Luna, me viene a la memoria una canción que escuchaba, en el coñazo aquél de "Discos Dedicados" de Radio Extremadura, que decía que el Sol se llamaba Lorenzo y la Luna Catalina. E inmediatamente me sorprende, aquel gingle que entre Nando Juglar y un servidor compusimos para  el PP, en las pasadas elecciones a la Junta y que no sé que diablos pasó con él.
Por el horizonte extremeño… No, mejor no. No quiero hacerle llorar antes de tiempo.
Me consta, que cualquier cosa no es publicidad.
Que tenga un buen fin de semana.