jueves, 10 de octubre de 2013

ESPAÑA,Índice de problemas para solucionar en los bares




ESPAÑA
Índice de problemas para solucionar en los bares

 
Quiero, quisiera escribir sobre los problemas de España. Sí, así, de España, como si no fueran nuestros. Sin que lleguen a ser una completa lista, sin tratarlos a fondo, algo con muchos datos y letras nos aburre. Una cosa somera, lo suficiente para enterarse. Por otro lado, lo haremos en varias entregas, no queremos empacharnos, ni que nos lleve demasiado tiempo su lectura, que no reste tiempo del que le dedicamos  a jugar al “Candy Crush”.
Hacerlo como se hace en la cafetería, a la hora del café de media mañana: con cierta premura y entre chiste y chiste. Eso sí, con toda su hiel, ó un poco más por aquello de la manía que tiene, que tenemos de aumentar las cosas. Esa es la fama, por otro lado interesada, no somos más que el populacho, siempre sacando las cosas de su sitio, aumentándolas, ¿qué vamos a saber de las altas preocupaciones de “Ellos”?
“Ellos”, los que gobiernan, tras haber logrado la plaza de político con mando, tras superar la dura “carrera” de la campaña electoral.
Este es sin duda un buen tema para nuestro Índice: ¿Quiénes nos gobiernan, qué meritos tienen en sus currículo para ello y como nos gobiernan? No estaría de más solicitarles un “Certificado de Penales”
Para mí, que eso de la ideología de Izquierda y Derecha, ha quedado tan obsoleto como los tocadiscos. Todos responden al mismo mugido y maman de la misma teta. Su obsesión es tener una parcela ó… aún cuando sólo sea una parcelita en la que poder mandar, la cosa es tener su silla más alta que la de los “entes cuatrienales”. Nosotros, la masa, a la que también podemos denominar, denominarnos “entes voteadores”, que por forma de gobierno hemos elegido y aguantamos, la “Dictamocracia” que no es otra cosa que poder elegir cada cuatro años a los dictadores que nos van a gobernar y pueden, ¡lo harán! “de su capa y la tuya un sayo”, solamente nos queda darnos con el puño en el pecho y entonar el “mea culpa”. Ahí los tienes, con crisis pertinaz, parados en un porcentaje vergonzoso, desahucios, desalojos, bajada de salarios, supresión de pagas extraordinarias…, aún no se les ha oído decir, sólo decir: “Nos bajaremos los sueldos al nivel del funcionariado y recortaremos el número de políticos, dependientes de las distintas administraciones. ¡No! Todo lo contrario, van con todo descaro y suben las subvenciones  a los partidos políticos. Algo que no debería existir, porque razón he de pagar a un partido que hasta me cae gordo. Que se busquen la vida, como hacen en otros países
Por esta afrenta , por este desmán impune no se han oído las voces de Rubalcaba ni la de Rosa Diez…, ni tampoco la de algún sindicalista   
Aquí, a parte de las Elecciones Generales y otra más, como las Europeas, que mejor pasar de ellas, porque para colocar a uno como Almunia –caso devolución de subvenciones –, mejor es no estar representados.
Sin embargo no convocarán un plebiscito, para saber que queremos: República o Monarquía. “Ellos” se la encontraron puesta, tal como quiso el viejo general, que de atar  y anudar sabía lo suyo, para qué preguntar, mejor dejarlo como estaba, no fuere que la gente se cabreara y encontrarse otro 36.
“El gobierno del pueblo para el pueblo”, se les llenó la boca con palabrería, gobierno del pueblo… Lo único cierto del eslogan, es que los políticos que nos gobiernan son de pueblo, algunos también de ciudad, ninguno de ellos es un ser divino ni un ángel ni  extraterrestre ni tiene superpoderes.
No ocurre lo mismo con los “Reyes Democráticos”– dedicación esta, la de la Democracia, que deben practicar en la más estricta intimidad, en familia, que por poner algún ejemplo, están de acuerdo por mayoría absoluta que al Rey lo suceda su primogénito, el Príncipe –, ellos provienen de países, extranjeros  para más exactitud y diferenciación. Y algo de divinos si que tienen, pues hay quien afirma que todas las casas reales provienen de los merovingios – no aquí no entra el Real Madrid ni Florentino Pérez, Ronaldo tampoco – y según cuentan los que pueden contar estas cosas, sin temor al escarnio de la gleba, estos merovingios, franceses ellos, estaban emparentados directamente con Jesucristo. Por el asunto ese con María Magdalena y tal.
Dejémonos de prólogos e introducciones, ya dijimos que íbamos a ser concisos y nos hemos enrollado con esto de los políticos. ¡Por cierto! El problema de “generalizar”, conlleva esto, hace parecer que todos son iguales, pero sería injusto cerrar estos párrafos sin decir, aunque parezca obvio o de pero grullo: Hay grandes hombres que también son políticos, que lucharon desinteresadamente según sus ideales por el bienestar de la sociedad en general, gastando mucho tiempo de sus vidas y familias. Yo conozco a un buen número de ellos, pero ocurre que ya no se dedican a la política activa.
Mas vayamos a lo que nos trajo hasta aquí, el índice de problemas.
¿Por donde comienzo? Asuntos hay suficientes. ¿Comienzo por Andalucía, con los Ere, la lacra de Gibraltar, las facturas de los ágapes de la UGT a costa del dinero público?
Pero esto será durante el próximo café. Siento que en esta ocasión se nos fuera el tiempo hablando de Política y políticos, sin tocar ningún problema, tal y como pretendíamos al comienzo.  
No, no me equivoco, no hemos hablado de ningún problema, los políticos no son un problema. Los políticos son el problema.