viernes, 24 de junio de 2016

ADIÓS INGLATERRA, ADIOS

ADIÓS INGLATERRA ADIÓS



Y se fueron, no podían permanecer, poco era ya lo que podían sacarle a esta Europa Tonta, que compone la onerosa Unión Europea, que la única gracia que tiene es el ingente número de funcionarios a los que paga.
Traición. No toleran tanta normativa y mandatos de los “europeos”, no quieren que nadie les diga a quienes y a cuantos inmigrantes deben dar acogida. Ellos seguirán con su sistema métrico, conduciendo por la izquierda, con su prepotencia.
Regresan a su caparazón de tortuga real con olor a naftalina, moho. La pérfida se repliega a fin de no verse involucrada, a través de terceros, en la peligrosa dinámica que ha entrado el mundo. Ella tomará sus propias decisiones, apoyada por sus antiguos súbditos de los Estados Unidos de Norte América. Volverán enarbolar en sus buques, la bandera de Sir Francis Drake, para procurar que el albión de sus costas no pueda ser ni ollado desde la lejanía.
Se van. Quieren seguir siendo una isla. A un servidor le da lo mismo, lo que me interesaba de ellos ya lo tengo, las tazas de Mery Quand, los telefilms de “ Los Vengadores” con (y sobre todo) Diana Rigg, y toda esa “música”.
Que nos dejen, pero que no se olviden de dejar aquí, las tarjetas de Asistencia Sanitaria y Gibraltar, así como tantas y tantas cosas.




Adiós Albión, adiós.