martes, 4 de agosto de 2015

BENDITA GENTE DE AQUÍ I

Bendita Gente de Aquí 1


Las ciudades, cuanto mayor es su ornamento, puede ser, que sean más famosas que aquellas que carecen de adornos. Grandes catedrales, acueductos, palacios, estatuas por cualquier sitio, fuentes, arcos de triunfo y si también dispone de un parque de esos que llaman “temáticos”, pues mejor. Pero yo pienso, que lo verdaderamente importante en una ciudad, son sus habitantes, esos que son el latido del corazón de la urbe, la vida. Sin ellos, por muchos monumentos que tengan en cada esquina de sus calles vacías, no son nada. La gente hace a la ciudad, pero es de lo que menos se habla en las guías de viajes, se obvia, si acaso se hace una leve reseña tipo, misma para todos los sitios a la amabilidad de sus habitantes. No voy a entrar en los intereses, comisiones y criterios que se emplean en estas guías, por no sacar de contexto, el presente artículo con destino a la Revista de Ferias y Fiestas de este año, que quiere ser un pequeño homenaje a los vecinos de esta ciudad, a la que no le falta monumentalmente casi nada, y al mismo tiempo ponerle rostro a nombres que conoce, más una reseña.
No trato con esto hacer una biografía de nadie, el texto sólo será lo que llamaré un “pié de foto extendido”.
Que valgan estos doce rostros más uno, ya que en una de las fotografías aparecen dos personas, como la representación de los miles que faltan.

Le dejo con mi homenaje a todos mis convecinos. Sí, por supuesto, a usted también.

A los que más saben de Badajoz y lo enseñan.

Desconozco que cantidad de fotografías tengo guardadas, en  varios discos duros y sin clasificar, por la disculpa de siempre “no tengo tiempo”, por lo cual, el encontrar una fotografía concreta me lleva demasiado tiempo. Comento esto, para que sepan que las imágenes, de esta primera entrega, son prácticamente elegidas al azar.


Pedro Montero Montero, conocido también por “El Avisador de Badajoz”, titulo del blog informativo, que mantiene de forma totalmente altruista.
Y como puede comprobar, unas páginas más adelante, colaborador de esta revista y de la de Carnaval. Es autor de varias obras sobre las fiestas de Badajoz. Normalmente va acompañado por Pilar, su esposa. 











José Manuel Villafaina, actor, director, crítico, escritor. profesor de Arte Dramático. Nadie vinculado al Teatro de esta ciudad y la región lo desconoce, así como están informados sobre las actividades a favor de esta disciplina ha llevado a efecto. En su currículo, la dirección del recordado y añorado Premio de Teatro “Torres Naharro”. En la actualidad, reside fuera de Badajoz por cuestiones profesionales y un estudio exhaustivo sobre Cupido y su influencia en las obras de los autores teatrales. 













Miguel Ángel Moreno Redondo, profesor de Matemáticas, entre otros vicios como la Música, el deporte…Es de Badajoz de toda la vida, nació y creció en la populosa Barriada de San Roque. Su gusto por la Música le llevó a ser miembro de la Tuna de su facultad y en la actualidad a unir su voz a la de los más de sesenta miembros de grupo “Los Furriones”. Es padre, de mellizos, y marido.












Bartolomé Collado Jiménez, quien no lo conoce es porque no quiere,  esta revista lo tiene. Valga el pareado tóxico, para decir, que es poeta, “Poeta Emérito de Extremadura”. Noventa años, cumplidos en febrero, que no les pesan para nada. Bueno, alguna cosilla en estos últimos días… Pero a Bartolomé nada le ataca, poeta ácido que es, con un solo verso, a todo bicho mata. Bartolomé perdóname, no se me da la rima.










“El Nervio” y su señora madre. Aquí con mi amigo “El Nervio”, que apenas sale en “los papeles” de unos años acá, por lo que se queja amargamente, voy hacer una excepción y me voy a alargar un poco más para contar una anécdota.
Es un gitano célebre, conocido por todos como “El Nervio”, es bailaó, lo he visto bailar en la calle y no mucho, tres pasos, una pose y poco más. Siempre que lo veo, tras pedirme y sacarme algo, me cuenta que le a dicho “Moriillo”, que va hacer una actuación en el “El Lope” para que él actúe. Nunca es cierto, eso se lo dirá para quitárselo de encima Morillo. Morillo que no es otro que el director del Teatro López de Ayala, Miguel Murillo Gómez.
El Nervio se pasó de los católicos a los evangelistas, sin que le pusieran una tienda para asar pollos. No debe llevarse bien con los bichos, pues lo corrobora la anécdota que sigue.
Ocurrió que un día hablando con un amigo, en un velador de una cafetería céntrica, me decía:
El campo me tiene hasta las narices, no produce nada, no llueve, me cuesta un dineral los piensos para los animales y el mes que viene toca la contribución, y no te cuento nada de Hacienda, más con la subida que le han dado al “Patrimonio”. Es que regalaba la finca a quién la quisiera”.  
Ni que decir tiene que no era mas que una queja, pero El Nervio que llevaba parado tras mi amigo, esperando que callará un momento para pedirle “argooo”, intervino inmediatamente. ¿Por qué no me las regalas a mi?
A mi amigo le afloró el lado jocoso y le dijo que se la daría con todo el ganado, ovejas, cabras, vacas… que el solamente tendía que pagar los gastos de transmisión y liquidar con Hacienda y el resto del papeleo.
Al día siguiente ”El Nervio apareció  a la misma hora. Mire usté, se lo he dicho a mi madre y dice que la finca sí, que pá nosotros, pero que no necesitamos tanta tramitaciones, con que haga un papé que ponga que me la ha regalaó vale. Pá los “civiles” sabe usté. Y que los bichos tampoco los queremos. Mi madre dice que ensucian mucho y dan mucho trabajo .
Lo que digo, que los bichos no le gustan si no van en bocadillo.

Antonia Cerrato Martín Romo, poetisa. En la pasada Feria del Libro, presentó su último poemario, bajo el título “Esa Rosa de Otoño” y que según me comentó ya esta preparándose la segunda edición. Como ya habrá visto, también es colaboradora de esta publicación, como dato importante, le diré que un premio de relato y poesía lleva su nombre y ya pasó la decena de convocatorias.











María Victoria Palomo, funcionaria del Ayuntamiento de Badajoz. Se encarga de las procesos más importantes, por los que tiene que pasar esta revista, así como la de Carnaval. Ella solicita el artículo y los recoge a los colaboradores. Envía a la imprenta y reparte los ejemplares una vez terminados y siempre con una sonrisa. Sin lugar a ninguna duda, los lectores de esta publicación seguro que la conocen.









Cosme López García, poeta, crítico literario, siempre involucrado con el mundillo cultural de la ciudad. Fue pintor, alumno de Vaquero Poblador, no se le daba mal. Si quiere  puede comprobarlo en el lienzo, que representa un nocturno lluvioso en la ciudad, expuesto en uno de los salones de la Base Aérea. Ha escrito y publicado. En estos momentos esta terminando de preparar, para ser editado su último poemario “Cristal y Rosa”, yo no me lo perdería.




Alberto González Rodríguez, cronista de la ciudad, escritor, historiador y un par de facetas más no conocidas por todos. La de poeta, buen poeta, pero esta actividad nos la regala en contadas ocasiones. La otra es la de pintor, que plasmó su estilo en cuadros y murales, de estos últimos algunos desaparecieron “talibanicamente”, de donde se encontraban, pese lo que expresaban a nadie ofendían y eran autenticas obras de arte, hoy irrecuperables. De sus manos salió la Obra literaria más importante para la población la “ Historia de Badajoz”.

 

Miguel Murillo Gómez, director del teatro “López de Ayala”, dramaturgo, “inventor de aparatos y chismes de esos”, comenzó ganando con “El Reclinatorio” el “Torres Naharro” y continua tras recibir el “Premio Nacional de Teatro”. Este es “el Morillo” del que me habla “El Nervio”. Antes de meterse en la “polifarándula” ejerció de maestro, tras estudiar en la Escuela Nacional del Magisterio, allí en su salón de actos, principalmente, nos hicimos amigos muchos de Aquí, Emilio Arroyo, Moisés Cayetano, Joaquín Cabezudo…y continuamos siéndolo, aunque nos veamos poco, Badajoz ha crecido desde entonces.






Plácido Ramírez Carrillo, este poeta, “el vate de Santa Marina”, posiblemente sea el más conocido de todos, los que he reunido en estas  páginas, de la que es también colaborador y en las que publica artículos, en las nunca dejó de nombrar a todos sus amigos y compañeros en las diferentes parcelas culturales que ejerce. Vocal de la AAVV de Santa Marina, presidente de la AAAA del Museo “Luis de Morales”… ¿¡Qué estoy haciendo!? Necesitaría todas las páginas de esta revista para poder relacionar sus méritos, solo decir que tiene una calle con su nombre en Puebla de la Reina.















Javier Feijoo Rodríguez, poeta y actor teatral, pero con una connotación para ambas actividades, que son en “Castuo”. Sí Javier ha sucedido al bueno de Julián Mohedano Muñiz, como rapsoda de las composiciones de Luis Chamizo y a Chamizo en las composiciones poéticas. En la actualidad se encuentra de gira los fines de semana, representando “Las Brujas”, con bastante éxito.